Si tu empresa no tiene presencia allí donde la gente acude cuando va a comprar, nunca vas a ser una opción de compra para ellos.
Si tienes una tienda a pie de calle seguro que te preocupas por tener un escaparate llamativo y atractivo para que el publico cuando pase por delante lo pueda ver y se decidan a entrar y consumir. En internet debes de hacer lo mismo, la gente accede mayormente desde su móvil para consultar y comprar, pero si no estas nunca te van a comprar.
¿Y por qué no estás? ¿no acabas de decirte?, ¿crees que no tienes presupuesto suficiente?, ¿o simplemente porque no sabes como hacer ni por dónde empezar?
Estos 4 puntos quizás te pueden ayudar a decirte:
1-. EJERCE DE EMPRESARIO: tienes que tener claros 2 conceptos: “tengo que vender” lo suficiente como para cubrir mis gastos y conseguir beneficios y que tienes “invertir de tal forma que puedas retornar” (ROI).
2-. VES PESCAR ALLÍ DONDE ESTÁ TU “PÚBLICO OBJETIVO”: debes de tener identificado a tu “público objetivo” (hombre o mujer, franja de edad, zona geográfica donde reside, nivel poder adquisitivo, etc.). Posiblemente sea ese público que utiliza el móvil para buscar ofertas e incluso para realizar la compra. También te interesa saber si es usuario de redes sociales y de cuáles. Si es así, te interesa tener presencia profesional en internet (empieza por una página web atractiva) y en aquellas redes sociales que tenga presencia tu “público objetivo”.
3-. UTILIZA EL CEBO ADECUADO: En primer lugar, decide que es lo que más te interesa: “conseguir nuevos clientes” o “aumentar las ventas”. Si son tus primeros pasos en internet yo te recomiendo que empieces con el primero, y para eso te recomiendo que empieces a crearte una buena base de datos registrando leads. Para ello tendrás que empezar a dar a conocer tu marca (branding) y conseguir que público te ofrezca sus datos con su consentimiento (LOPD), de esta forma ya podrás contactar con ellos (emailing, SMS, etc.) tratando de convertir esos leads en clientes y en consecuencia a aumentar tus ventas.
4-. ELIGE LOS RÍOS DONDE ESTÁN LOS PECES QUE TE INTERESAN: una vez que has detectado que tu público objetivo es usuario de internet, utiliza el móvil para decidir sus compras (incluso realizar la compra) y que son usuarios de redes sociales, debes decidir un presupuesto (aunque sea mínimo) que te permita realizar campañas orientadas a objetivos concretos. Lo normal es que tengas una limitación importante en tus presupuestos, si es así, te propongo empezar por campañas con Facebook Ads que pueden ser las que por menos presupuesto puedas llegar a conseguir resultados más rápidos.
MUY IMPORTANTE. La presencia en internet también te puede jugar una mala pasada. Si tienes un gran producto o servicio, pero la imagen que das a través de tu página web o en tus redes sociales no están ofreciendo una imagen profesional va a producir el rechazo o desconfianza del público. Te propongo que hagas el siguiente ejercicio: pídele a una persona de tu confianza (familiar o amigo) que delante de ti acceda a tu página web y a tus redes sociales y que trate de identificar que vendes, como lo vendes y porqué te lo compraría a ti y no a otro.
¿Qué te ha parecido? Compártelas y enriquece el debate comentando en este articulo