Tanto si vas a montar tu propio negocio o lo tienes ya en marcha debes de tener en cuenta que es de los nuevos hábitos de consumo y en qué te afectan.

Si el público objetivo de tu negocio o empresa es el particular debes de tener muy en cuenta: ¿QUIÉN ES?, ¿CÓMO ES?, ¿DÓNDE ESTÁ?, ¿CÓMO COMPRA? y ¿POR QUÉ COMPRA?, pero además tener en cuenta algunos parámetros que están influyentes de carácter social, económico y tecnológico. Y partimos de la base que ninguna sociedad es estática, todas las sociedades van cambiando y evolucionando.

Por lo tanto, la forma de despertar el interés del público y de atraerlo ha cambiado. Es totalmente necesario clasificar tu público objetivo teniendo en cuenta: sus gustos, preferencias, etc.
A continuación te dejo una serie de factores que deberías de tener en cuenta en tu negocio o empresa y que están originando los “nuevos hábitos de consumo”:

TECNOLOGÍA:

Internet es uno de los principales causantes, permite comparar precios, calidad, etc. Hasta el punto que ha cambiado la forma de relacionar proveedor y consumidor
Comercio electrónico. Aunque en España se considera que no ha llegado a su madurez, cada año va creciendo, especialmente en los jóvenes
Las webs, foros, blogs, redes sociales, recomendaciones… condicionan las decisiones de compra
Smartphone (móviles), además ser el compañero más fiel y formar parte del entretenimiento y consumo de contenidos, también es uno de los condicionantes en las decisiones de compra

GLOBALIZACIÓN:

Internet permite que cualquiera puede vender y comprar en cualquier lugar del mundo. Un competidor directo tuyo puede estar en la otra punta del mundo.

COMPOSICIÓN FAMILIAR:

La familia es el centro del consumo y también ha cambiado. Aparecen otros tipos de estructuras familiares a su vez con otras necesidades y preferencias.
Familia monoparental. Presupuesto limitado, sin tiempo libre y principalmente formado por mujeres con hijos.
Familias individuales. Adultos independientes (hombres y/o mujeres independientes, separados o viudos), presupuestos limitados y con poco tiempo libre.
Jóvenes independientes. Viven al día, dedican poco tiempo a las labores del hogar, comida rápida y potenciales consumidores del ocio.
Parejas jóvenes. Trabajan los dos y sin hijos. Alto poder adquisitivo, preferencias por viajar y consumista.

LA EDAD:

El aumento de la esperanza de vida ha propiciado nuevos mercados generando un mercado potencial.
Mayores jóvenes. Gozan de buena salud, libres de cargas, tiempo libre y poder adquisitivo.
Generación X. Entre los 35 y 50 años y el mundo digital lo consideran como parte de su forma de vida.
Millennials (Generación Y). Jóvenes nacidos a partir de los 80, se consideran digitales, hiperconectados, pocos ingresos y potenciales influenciadores de sus padres.

CRISIS ECONÓMICA:

La crisis económica también ha producido un cambio en el consumo. Desde 2008 que empezó la crisis se ha detectado un aumento de la austeridad en el consumo. En los 90 el optimismo económico generó un esplendor consumista y la venta era mucho más alegre, pero desde hace unos años el comportamiento del consumidor ha dado un vuelco importante y antes de comprar se lo piensa dos veces conllevando a un consumo mucho más responsable.

LAS NUEVAS TENDENCIAS:

El tiempo. Un bien escaso y valioso. El consumidor está dispuesto a pagar más por un servicio o producto que le haga perder el menos tiempo posible.
Stress. Vivimos en una sociedad estresada y por ese motivo se ha producido una creciente demanda de productos y servicios relacionados con la salud, bienestar y la naturaleza.
Compromiso. El compromiso social, medio ambiente y lo tradicional, el poder de las recomendaciones entre usuarios y la economía colaborativa.

Debes de tener en cuenta que estos factores condicionan el consumo. Como decía Darwin “el que no se adapte, muere“.

¿Que te ha parecido?. Compártelo y enriquece el debate comentando en este artículo