Definición de un Funnel de Ventas (también llamado embudo de ventas): “conjunto de procesos mediante los cuales un negocio o empresa planifica su estrategia de captación y retención de visitas para posteriormente convertirlos en clientes”. Dicho de otra forma: “proceso de ventas que se diseña para conseguir que una persona pase de ser un desconocido a ser un comprador”.

Se denomina Funnel de Ventas porque consiste en atraer una gran cantidad de visitantes en internet y/o redes sociales.

Esos visitantes se van filtrando en cada una de las etapas hasta llegar a convertir un % de esos visitantes en clientes.

Para conseguir ventas en internet se necesitan múltiples impactos comerciales (estudios hablan de una media de siete) antes de llegar a la compra. Por este motivo se necesita tener previsto un embudo de ventas y llevarlo a la práctica correctamente.

Su puesta en práctica requiere conocer bien a tu publico objetivo, sus necesidades, preferencias, gustos, problemas y frustraciones.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

Aunque este artículo daría para muchas horas de lectura voy a tratar de resumir en 4 pasos:

Paso 1. Conocen tú existencia. Cuando acceden a tu página web. Blog o redes sociales por primera vez y empiezan a saber algo de ti.

Paso 2. Interaccionan con tu marca. En esta fase es importantísimo conseguir el email de tu cliente potencial. Importante que las acciones vayan encaminadas a captar su interés para que te den su correo electrónico.

Paso 3.Email marketing. Aquí tienes que dar toda la confianza para mostrarle todos tus productos o servicios orientándolo a cubrirles una necesidad o resolverles un problema.

Paso 4. Conocimiento del producto. A través de videos, ebook, presentaciones, webinars, etc. transmitir que beneficios le puede aportar.

Paso 5. Consideración de la compra. Si los cuatros pasos anteriores han sido perfectamente organizados y el cliente potencial considera de interés tu producto, pasará a la fase de “elección del producto” con la tan esperada venta.

 

¿QUÉ TIENES QUE TENER EN CUENTA?

Puedes realizar todas las estrategias que se te pasen por la cabeza, incluso conseguir cientos de visitas a tu web o tu blog, pero si no tienes una buena estrategia de conversión, entonces corres el riesgo que tan solo se queden en meros espectadores.

La fase de “consideración de compra” es la más estratégica. Esa fase esta formada por los denominados prospectos (se han interesado pero todavía no te han comprado). Son personas que han considerado en algún momento que tu producto o servicios les puede resolver un problema o necesidad. Trata de incitarles a la compra sin llegar a obligarles.

 

 ALGUNOS CONSEJOS

Ofréceles algo gratuito que consideren de mucho valor. Un incentivo para que formen parte de listado de emails como por ejemplo un ebook, curso, webinars, etc.

Idóneo tener una landing page donde anunciar el producto, regalo a cambio de registrarse con su email.

Informales periódicamente a través de un newsletters.

Muy recomendable utilizar de forma adecuada las redes sociales con el fin de crear una comunidad con la que interactuar con tus clientes. También llevar a cabo una política de campañas de anuncios

 

 

¿Qué te ha parecido? Compártelas y enriquece el debate comentando en este articulo