¿Qué le pasa a la Pyme? ¿Por qué fracasa tanta Pyme y triunfan tan pocas?

Los números dicen que en España el 75% de las Pymes no llegan a los dos años de vida, pero que de ese 25% restante que lo supera, un porcentaje muy bajo superan los 10 años de vida.

Viendo estos datos tan desgarradores te puedes preguntar ¿quién se atreve a emprender en España? Tranquilo, que no todo es malo y tiene su explicación. También te puedo decir por otro lado, ¿crees empezar a trabajar en una empresa y acabar jubilándote en ella? Si no decides ninguna de estas dos opciones tan solo te queda aprobar una oposición. Si te sirve mi opinión, yo decidí emprender porque yo me marco mi ritmo de trabajo, me dedico a lo que me gusta y asumo esos retos que tanto me apasionan.

En este caso voy a hablar desde mi experiencia profesional, habiendo participado en proyectos con Pymes y tutorizando emprendedores y equipos de trabajo durante casi 10 años.

Algunos de los motivos que he podido comprobar y por lo que considero que esos porcentajes de fracaso pueden ser reales son los siguientes:

1. LA ILUSIÓN PASA A SER EL PRINCIPAL MOTIVO PARA MONTAR UN NEGOCIO

    • Mucha gente que deciden montar una empresa (Pyme) o emprender como autónomo son técnicos o expertos que conocen bien un oficio, un servicio o un producto y creen conocer el negocio. Olvidándose de funciones tan importantes como: el Plan de Negocio (de donde van a venir los ingresos; cuáles van a ser los gastos a corto, medio y largo plazo; política de precios, rentabilidad, etc.); Plan de Marketing (¿a quién le voy a vender?, ¿cómo voy a llegar a mi futuro cliente?, ¿Qué necesito para que me conozcan y me compren?; Plan de Acción (tareas y acciones que hay que llevar a cabo para conseguir unos objetivos alcanzables).
    Mi experiencia. Algunos clientes me contratan cuando ya se han dado cuenta que la ilusión no vende y que hace falta algo más. Una vez que les marco los pasos y comprueban que un negocio requiere ciertos conocimientos y hábitos entonces es cuando se empiezan a hacer el primer planteamiento real de ¿Por qué le van a comprar? ¿Cuánto le pueden comprar? y ¿quién se lo va a comprar?. En definitiva, empiezan a ver el negocio desde otro punto de vista totalmente diferente al que empezaron.

2. PASAR DE SER UN EMPLEADO A SER TU PROPIO JEFE

    • ¿Cuántas veces me habré encontrado con estos casos? La persona que le despiden, capitaliza un dinero y decide no depender de nadie y ser su propio jefe montando una tienda o un negocio.
    • No es lo mismo cuando tu hábito de trabajo es que alguien te diga que es lo que tienes que hacer, como lo tienes que hacer y cuando lo tienes que tener a tener que decidir tu mismo todo
    Mi experiencia. Es curioso que me contraten como jefe. Esto no me lo podría haber imaginado cuando empecé con esto de las tutorizaciones de negocio. Recuerdo un cliente que era un experto comercial con el medio siglo ya cumplido, en varias ocasiones me decía “Fran, tengo que reconocer que si no fuera porque los miércoles a las 11:00 tenemos la tutoría, muchas de las llamadas y tareas no las haría.”. Tenía claro que si no era por el compromiso conmigo, muchas tareas las iría dejando y por lo tanto sus objetivos . . ., como le ocurría antes.

3. EN NINGÚN SITIO TE ENSEÑAN A MONTAR UNA PYME DESDEL EL PRINCIPIO

    • Hay que tener en cuenta que una Pyme no es un gran Empresa. Para las grandes empresas si te enseñan en las universidades y a través de formaciones especializadas, pero no para las Pymes. Por este motivo que uno de los socios tenga experiencia ayudará bastante al proyecto.
    Mi experiencia. En la mayoría de los casos que entre los socios cubren gran parte de las necesidades con su experiencia, he podido comprobar que la probabilidad de éxito se dispara enormemente.

4. CUANDO NO ESTÁ EL RESPONSABLE O EL DUEÑO

    • La falta de seguimiento es como una hemorragia continúa, llega un momento que acaba muriendo.
    • Si no se lleva a cabo un continúo seguimiento o no se dispone de las herramientas adecuadas para que no haya una dependencia del dueño o responsable, es cuestión de tiempo que los resultados vaya complicando la supervivencia de la Pyme.
    Mi experiencia. Algunos de mis clientes reconocen no tener tiempo y prefieren delegar en mis servicios de seguimiento de tareas y acciones. Tienen claro que un seguimiento continúo el negocio o empresa no puede sobrevivir mucho tiempo.

5. NO ASUMIR RIESGOS.

    • Ser empresario supone asumir riesgos. Tienes que aprender a tomar riesgos y experimentar nuevos escenarios y posibilidades que ayude a tu negocio a cumplir los objetivos.
    • ¿Qué hago yo para ayudar a decidir a mis clientes? Les diseño un ROI que les permita valorar un posible escenario donde se contempla una inversión y un supuesto retorno.
    Mi experiencia. A lo largo de mi vida profesional he visto muchos casos de emprendimiento y empresas que han triunfado y otras que han fracasado. No recuerdo una sola empresa que haya triunfado sin haber innovado y asumido riesgos.

¿Qué te ha parecido? Compártelas y enriquece el debate comentando en este articulo